fbpx

Liderazgo y Caballos

Por Catherine Mouton.

Para hablar de liderazgo, nos centraremos en 3 dominios que están muy entrelazados y lo uniremos a cómo a través de los caballos podemos aprender a trabajarlos. 

Pero ¿por qué hablamos aquí de caballos? 

Los caballos tienen unas competencias excepcionales que les permiten descifrar nuestro comportamiento, nuestras intenciones y emociones. Nos ofrecen un feedback preciso de la imagen que proyectamos, de nuestra relación con los demás, de nuestro modo de comunicación y de hecho esa experiencia favorece el desarrollo personal y profesional. 

  • Son mamíferos, expertos en comunicación no verbal. Leen nuestras emociones y nuestros pensamientos.  
  • Es una especie gregaria donde cada miembro pone a la disposición del grupo sus competencias para facilitar la supervivencia de la manada. Es una organización dónde no hay dominantes y dominados, pero más bien preponderantes y aceptantes. No hay juegos de poder ni relaciones de fuerza – Hay una responsabilidad respectiva => esa organización tiene unas consecuencias sobre las relaciones que establecen entre ellos => relaciones de confianza mutua 

Vayamos entonces a conocer cada uno de esos dominios y qué nos enseñan al respecto los caballos. 

La Comunicación no verbal 

La comunicación no verbal representa más del 80 % de nuestra comunicación y tenemos que tomar conciencia de como comunicamos.  

  • En la comunicación no verbal emitimos señales fuertes o meta señales (postura, movimientos) y señales débiles (producción de hormonas, latidos de corazón…). Para que el mensaje sea entendible y claro, los diferentes tipos de señales deben de estar alineados. 
  • Con el lenguaje verbal, con las palabras, podemos mentir. Decir una cosa cuando pensamos lo opuesta implica que el mensaje que damos no se asimila siempre correctamente.  
  • La sinceridad consiste en ser coherente entre lo que digo, lo que siento y lo que pienso (lo que me digo a mí mismo, en mi conversación privada). Si me consideran sincero, se incrementará la confianza que los demás depositen en mi palabra; si soy visto como insincero, se destruirá esa confianza. 
  • Cuando trabajamos con caballos vemos que no podemos mentir a un caballo. Este animal necesita unos mensajes alineados. Cuando no están alineados, generan una confusión y los caballos (que son animales a veces un poco miedosos) odian la confusión.  
  • Te invito a darte el tiempo y la precaución necesaria para alinear lo que piensas y lo que sientes con lo que transmites. Puedes encontrar las palabras o los sentimientos adecuados para transmitir nuestro mensaje de manera coherente. 

La justa autoridad 

La confianza es la base de toda relación social no fundada en la fuerza (Echeverría).  

Necesitamos ejercer una justa autoridad para generar compromiso y adhesión. No para que obedezcan. La confianza se basa en la autoridad, el control se basa en el poder y la fuerza.  

Durante una sesión de coaching asistido con caballos, tenemos que demostrar una justa autoridad, utilizando nuestro poder de influencia. El caballo está libre de movimiento en un espacio cerrado y la persona que actúa, solo tiene una cuerda larga como extensión de su brazo pero no tiene a su disposición unos medios coercidos (fusta, tralla, espolón…). El caballo es libre de elegir si va a reconocer esta persona como líder de su manada. El poder me viene dado y la autoridad me la dan y me la quitan los demás.  

En la raíz latina de autoridad aparecen las palabras: autor y augere (que aumenta) La autoridad es un mecanismo cuya vocación es aumentar, hacer crecer.  

Cuando trabajamos con un caballo debemos utilizar nuestro poder de influencia. La idea es demostrar una justa autoridad que genere adhesión y compromiso y que nos permita obtener lo que esperamos de él.  

Confianza mutua  

Durante esa sesión de coaching con caballo, la persona tiene como objetivo establecer una relación de confianza mutua con un caballo. 

La confianza es, desde nuestro punto de vista, una de las distinciones más importantes y más utilizadas en nuestro trabajo de coaching, por la importancia que juega en los procesos de comunicación.  

La confianza no es un objetivo en sí: La confianza es el material que nos permite la interacción con los otros. Un fenómeno esencial para poder relacionarnos con los demás. Para genera adhesión, compromiso y alto desempeño. Nuestra capacidad de intervención en el mundo depende en gran medida de nuestra confianza en nosotros mismos, en las personas que nos rodean, e incluso en el mundo en que habitamos.  

La confianza es una conversación. El hecho de confiar o de no confiar implica que estamos emitiendo un juicio que condiciona nuestra capacidad de actuar en el mundo y de relacionarnos con los demás.  

También creemos que la confianza es una emoción que nos predispone para un tipo determinado de acciones y no para otras.  

Vemos a un caballo, le damos un 4 sobre 10 de confianza, no sabemos por qué, pero se lo damos. Y cada vez que veo a este caballo, veo el 4, y se produce el efecto boomerang: va a ser muy raro que el caballo me dé más de un 4.  Es igual con las personas. Las emociones se contagian. 

Cuando nos sentimos confiados (en nosotros mismos, en el otro, en las circunstancias), nuestras conversaciones acerca de las posibilidades que se abren ante nosotros son más expansivas, más creativas, más generativas y transformadoras.  

La persona que desconfía solo puede generar relaciones basadas en el poder. Tendrá dificultades para delegar, para relacionarse, para crecer y hacer crecer a los demás 

¿Cómo opera la confianza? 

  • Cierra puertas cuando no está .
  • Se agrieta cuando no damos autoridad al otro. 
  • Se rompe del todo cuando falta el respeto mutuo.

La confianza no solo hay que mantenerla sino estar alerta a cualquier grieta que se pueda ocasionar y la conversación es una vía efectiva para generar y restaurar la fe en el otro. Mediante la conversación reforzamos compromisos, adhesiones y oportunidades para crecer y hacer crecer. 

Catherine Mouton es Coach Ejecutivo desde el año 2004, acompaña a profesionales y a equipos en los procesos de cambio. Está acreditada como PCC por la ICF y tiene más de 3.500 horas de experiencia en procesos de Coaching de altos directivos.  

Como apasionada de la equitación y del coaching, tenía ganas de poder combinar estos dos campos. 

“Horses & Coaching®” es una metodología de “acompañamiento por el caballo” que permite evaluar y enriquecer las competencias de liderazgo y la eficacia de directivos y de equipos. Es también pionero, a la hora de trabajar de forma exclusiva con caballos en libertad. No hace falta ningún conocimiento de hípica o de caballos en general para disfrutar de la experiencia. Las dinámicas se realizan en el suelo, de pie y son accesibles a todos.  

Las sesiones de coaching asistido con caballos son experiencias emocionales que facilitan una toma de conciencia y unos nuevos anclajes. 

Catherine Mouton 

catherine.mouton@careercoach.fr 

www.catherinemouton.com 

¿Quieres conocer con más detalle el coaching con caballos?. Conéctate aquí al vídeo del directo que tuvimos con Catherine.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar